No puedo ser otra cosa que lo que soy. A estas alturas, no me queda más remedio que admitirlo. Igual que tú.

A veces hay tantísima belleza en el mundo que siento que no lo aguanto y que mi corazón se está derrumbando

1 comentario:

Seph~ dijo...

Definitivamente, tengo que ver esta película. Yo también quiero que las bolsas bailen conmigo.

Contenedor

Curiosos